Carlos Meneses Cinevive Colaboran Crítica Estrenos

En primera plana, crítica

SpotlightCinevive

Detrás de la historia

Por Carlos Meneses

¿Cuál es la importancia de la labor periodística para una sociedad? Dejando de lado que cualquier medio de prensa funciona como una empresa, pequeña, mediana o grande, dependiendo de su estructura; el corazón de cualquier medio de comunicación son sus periodistas, los que caminan las aceras, se acercan a los relatos y viven de cerca lo que gracias a su labor se vuelve, más que una noticia, una historia que puede llegar a impactar tanto la sensibilidad, como el quehacer cotidiano de instituciones, funcionarios, empresas o individuos dentro de su contexto.

En el 2002 la ciudad de Boston destapó la investigación de un tema perturbador para la sociedad norteamericana y, después, para la comunidad internacional. Los artífices de la historia, un equipo de reporteros del Boston Globe, mejor conocidos como la unidad Spotlight, quienes denunciaron los actos de pederastia, cometidos durante décadas por curas de Massachussets. La publicación de estos hechos, que la archidiócesis de Boston intentó ocultar, sacudió a la Iglesia Católica como Institución.

Thomas McCarthy configura un drama periodístico muy poderoso, en el que la adaptación de los hechos ocurridos se construye de manera prudente y sin representarse de manera tendenciosa. Spotlight posee la enorme virtud de lanzar a los Actores de la historia (Iglesia, Estado, Medios de Comunicación), sin presentarlos necesariamente como héroes o villanos, por el contrario, los construye simultáneamente como poseedores de virtudes y defectos. Los que podrían aparecer en un planteamiento clásico como los “héroes de la película”, son también hombres y mujeres que cometen o han cometido errores.

No tenemos personajes construidos desde la idea maniqueista de “buenos” o “malos”, sino presentados como seres humanos que se muestran en su entera complejidad ante nosotros y nos hablan a través de la pantalla. En esta configuración y construcción de cada uno de los personajes, Spotlight encuentra la posibilidad  de avanzar sin volverse moralista o una protesta imprudente en contra la Iglesia Católica.

Visualmente  también es una película sobria pero muy eficiente, lo que estéticamente complementa el discurso planteado en la totalidad de la cinta. No tenemos persecuciones, el reportero no es un agente secreto, es simplemente un profesional de la información que incitado por aspiraciones personales y después motivado por la indignación, sacrifica mucho de su vida, en una labor que puede resultar ingrata. Por lo mismo la mayoría de las escenas transcurren como entrevistas en cafés, visitas a bibliotecas, archivos o juzgados,  y horas incansables de trabajo detrás de un escritorio, en una película que se cuece al fuego lento de las extraordinarias actuaciones de todo el elenco, sustentadas más que en la acción, en el diálogo, en una historia que conforme avanza, se complejiza y cobra una densidad difícil de sortear.

El guión es sólido y construye una estructura dramática muy eficaz además de realista, enfatizando en la importancia de la labor periodística y lo complejo de la investigación, lo que resulta en el detallado tratamiento de cada una de los momentos que conformaron la labor realizada por la unidad Spotlight. El planteamiento nos permite recorrer la construcción de los hechos y nos involucra en la posición de los reporteros, mientras confrontan a la Iglesia Católica, una organización capaz de cubrirlo todo, especialmente en una región como Boston, donde el poder del clero, toca todas las instituciones y estratos sociales. ¿Cómo decirle que no a Dios?

¿Quién tiene el poder y qué hace con él? Es uno de los grandes planteamientos que la película se atreve a cuestionar, y ese riesgo es una virtud esencial, en una cinta que decide retratar un tema tan delicado, a la vez que exponer de una forma muy inteligente e incluso elegante, una problemática social que hoy en día continúa teniendo repercusiones a nivel mundial, afectando la credibilidad una Iglesia que, de por sí, vive una crisis de identidad.

El cierre es un estruendo que sacude la médula, pues es sólo en el desenlace cuando entendemos por completo la magnitud de lo que ha estado frente a nosotros durante 120 minutos. Al terminar la película, comienza la reflexión en el espectador pues comprender la implicación del tema en lo real, no es trago fácil de pasar. Una vez más, la realidad supera la ficción, pues lo que tiene pinta de una problemática situada en Boston, podría resultar una crisis sistemática fuera de proporción.

El periodismo puede enterrar o aclarar la historia, decisión que surge a partir de  los principios e intenciones del medio. A partir de la cinta, se motiva una idea que poco tiene que ver con su trama directamente, sin embargo, es una cuestión que se presta al escalofrío. Si bien el equipo Spotlight pudo avanzar y poner en primera plana un caso tan complejo e inquietante, es cruel pensar en la cantidad de historias que se disipan en la niebla del anonimato. ¿Qué tan profunda es la oscuridad que cubre a nuestro mundo? ¿Estamos preparados para escuchar todas aquellas voces? Probablemente no, pues quizá no somos siquiera capaces de  imaginar la sínica desnudez detrás de la historia.

El cine no te crea ni te destruye, ¡te transforma!

Spotlight, Estados Unidos, 2015. Dirección: Thomas McCarthy. Guión: Thomas McCarthy y Josh Singer. Fotografía: Masanobu Takayanagi. Música: Howard Shore. Actuación: Mark Ruffalo, Michael Keaton, Rachel McAdams, Liev Schreiber, John Slattery,Stanley Tucci, Brian d’Arcy James y Gene Amoroso. Duración: 128 min.

Seguir a @Carlos_Men27

Anuncios

2 comentarios

¿Tú qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s