Cinevive Colaboran Crítica Estrenos Mauricio Hernández

Día de la independencia: Contraataque, crítica

Díadelaindependencia:Contraataque

Por Mauricio Hernández

Sabían que regresarían a la Tierra, sabíamos que regresarían a la pantalla

En 1996 se estrenó Día de la independencia, un parteaguas en el cine de ciencia ficción y actualmente considerada un clásico. Justo veinte años después se estrena su secuela, con parte del elenco original, sin el gran protagonista de la precuela y muchas dudas debido al tiempo que tardó y la calidad que tendría, a pesar de que es del mismo director, Roland Emmerich.

En la historia cinematográfica también pasaron 20 años desde el ataque del día de la independencia. La humanidad, como plan preventivo y defensivo en caso de un nuevo ataque, creó la ESD (Earth Space Defense, por sus siglas en inglés). En su base en La Luna, la ESD descubre una nave extraterrestre peligrosamente cercana a la Tierra. No se sabe si es amigable o enemiga, pero el comité de líderes mundiales decide atacar de cualquier modo. En la investigación al vehículo caído, una gigantesca nave que se dirige a atacar al planeta sorprende a Jake Morrison (Liam Hemsworth) y Dylan Dubrow-Hiller (Jessie Usher), hijo de Steven Hiller, protagonista de la primera película (Will Smith). Ahora la raza humana deberá poner a prueba el arsenal construido con tecnología extraterrestre para enfrentar esta nueva amenaza alienígena.

Esta cinta tenía una enorme sombra que sobrepasar, pues su predecesora fue la película más taquillera en su año de estreno y, también durante ese año, antes de Titanic y posteriormente Avatar, la que más dinero había recaudado en la historia. La idea general de la secuela era congruente para continuar la historia, sin embargo, su ejecución falló. El guión no conjunta correctamente las referencias al primer filme con la frescura que se pretendía darle, por consiguiente, para las nuevas generaciones, pueden resultar confusas algunas partes de la trama. Hay ciertos diálogos y situaciones en pantalla que no parecen tener sentido para llegar a algo que cuente un poco más de la historia. Además, se nota que hubo gran insistencia en agregarle toques cómicos al libreto, lo que se siente forzado y resulta por demás innecesario.

El joven elenco seleccionado para esta entrega da cierta sensación de extrañeza… como si no pertenecieran a esta historia. La necesidad de atraer al público joven parece haber resultado contraproducente para los propósitos del argumento. Como se dijo anteriormente, Liam Hemsworth y Jessie Usher interpretan a los protagonistas de la película. El primero, hasta el momento no se ha caracterizado por dar grandes actuaciones, pues tampoco han sido papeles tan complicados. En esta ocasión, presenta un trabajo deficiente, ya que su principal objetivo es hacer reír a la audiencia, lo que malogra. Por otro lado, Usher es un actor naciente quien tiene pocos trabajos en pantalla. Para este, su primer gran rol, tiene un desempeño convincente que raya en el promedio, es decir, pasa sin pena ni gloria. Una actuación de la que no se puede decir gran cosa. Quienes vieron el filme de 1996 podrán sentirse nostálgicos por el regreso de algunos personajes, como son, entre otros, los casos del ahora expresidente Thomas Whitmore (Bill Pullman) y David Levinson (Jeff Goldblum), algo que seguramente agradó a los fans de Día de la independencia.

Un filme de este género vive o muere por sus efectos especiales. En este rubro, esta secuela no decepciona y muestra efectos de primer nivel, como era de esperarse. Todo está muy bien realizado: las explosiones, los vuelos de las naves, las escenas en el espacio, el CGI de los cuerpos alienígenas, etc. Igualmente, otras cuestiones técnicas como los efectos de sonido y la fotografía son de destacarse, ya que, por ejemplo, las tomas panorámicas del planeta o del espacio ayudan al espectador a que perciba un escenario muy bien desarrollado; o bien, los estruendos de las naves también son representados de manera convincente. Repito, es lo mínimo esperado de una secuela tan importante y con tal presupuesto.

Algo que es bastante obvio y puede no ser del agrado de muchos es la gran carga ideológica que tiene esta cinta. Es fácil observar las ideas supremacistas estadounidenses en toda el metraje. Son ellos los que descubren la amenaza, son ellos los que la destruyen y es en el día que se conmemora la independencia de su país. A pesar de que es algo que se anticipa (pues es visible en la mayoría de películas en las que se combate una amenaza), sí da la sensación de que es más de lo mismo, es decir, algo ya muy… muy trillado.

Día de la independencia: Contraataque es un filme que, a pesar de tener carencias en el guión y actuaciones, termina siendo entretenida y “palomera” por las secuencias de pelea y todos los elementos de la ciencia ficción. No es la peor secuela, pero tampoco será trascendental como fue su antecesora.

Independence Day: Resurgence, Estados Unidos, 2016. Director: Ronald Emmerich. Guión: Nicholas Wright, James A. Woods, Dean Devlin, Roland Emmerich y James Vanderbilt. Fotografía: Markus Förderer. Música: Harold Kloser. Actúan: Liam Hemsworth, Jessie Usher, Jeff Goldblum, Bill Pullman, Maika Monroe, Sela Ward, William Fichtner, Brent Spiner. Duración: 120 min.

Anuncios

¿Tú qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s