Cinevive Colaboran Crítica Documentar Juan Manuel Arraiga Mauricio Hernández

Chuck Norris contra el comunismo, crítica

ChuckNorriscontraelcomunismoCinevive

Por Mauricio Hernández

“Las películas cambiaban tu perspectiva de la vida. Crecías a través de las películas”

El séptimo arte es polisémico y tiene diversas interpretaciones. Cada persona le asigna una significación diferente. Para algunos es una simple diversión, un pasatiempo, una forma de vida o bien, una forma de supervivencia. En el mundo occidental parece fácil tener acceso a todo tipo artículos y contenidos artísticos, pues es “el mundo libre”, pero en otras sociedades, como las de antiguos países comunistas, ver una película no autorizada era suficiente para poner en riesgo tu vida.

Rumania, 1985. El régimen de Nicolae Ceausescu tiene ya 20 años. La segunda década de su gobierno se ha caracterizado por un aumento de la represión y por las carencias importantes que tiene el pueblo rumano. Existe un solo canal de televisión que transmite, en su mayoría,  propaganda gubernamental. La curiosidad y la creciente necesidad de distraerse de un entorno gris, lleva a algunos ciudadanos a comprar televisores, videocaseteras y cintas hollywoodenses de contrabando, ya que, en las tiendas de su país, estos artículos no existen. Quienes logran adquirir estos artículos también organizan proyecciones clandestinas, las cuales se convierten en actividades recurrentes.

“Las noches de video eran lo único que nos ayudaba a sobrevivir”

La producción de este documental es muy sencilla, compuesta por testimonios de aquellos que proyectaban estos filmes y de quienes eran público frecuente. De igual manera, hay algunas recreaciones de la organización y ejecución de estas reuniones. Estos elementos, en conjunto con algunos fragmentos de las cintas que se exhibían en esos encuentros están articulados de excelente manera para brindar una narrativa entrañable a este filme, sin duda lo más significativo que tiene esta producción. Se perciben las emociones que tienen los entrevistados al contar sus vivencias de esa época, desde la alegría que les causaba ver los autos de lujo y las tiendas repletas de dulces, a la impotencia y tristeza provocada por el recuerdo de los episodios de represión.

Algo curioso y encantador que tiene esta cinta es la importancia que se la da en el relato a la chica que hacía el doblaje de la mayoría de aquellos casetes, llamada Irina Nistor, quien también aparece en este largometraje. ¿Por qué es tan importante? Porque es la voz más conocida por los rumanos en los años 80, después de la del presidente. Era una voz que lograba transmitir todas las emociones necesarias para la correcta apreciación de un metraje, puesto que ella hacía las voces de todos los personajes. Así la recuerdan los ciudadanos de Rumania. Asimismo, el valor que requería su trabajo de doblaje no avalado por el gobierno, también motivó a los pobladores a la disidencia.

También resulta interesante y valioso para el contenido del documental, el sentido de las declaraciones de los entrevistados. Relatan que, para ellos, era satisfactorio ver esas películas imperialistas, pues además de que les resultaban muy entretenidas, era una forma de rebelarse ante el duro régimen comunista. Una ventana que les permitía conocer otro mundo. Dicen que muchas veces “perdían el hilo” de la trama por enfocar su atención en la locación de la toma o en la vestimenta de los personajes. Era maravilloso porque era desconocido. Esas historias lograban inspirarlos a ver la vida de otro modo. Incluso le atribuyen a estos filmes cierto impulso  para lograr la caída de la administración de Ceausescu en 1989.

“Las semillas de la libertad, plantadas también por las películas, crecieron”

Este es un documental revelador. Nos recuerda la trascendencia del cine y todas las implicaciones que una película puede llegar a tener. Incluso puede ser una forma de subversión. Muestra que el cine también es rebeldía. Sin duda, uno de los mejores trabajos de este género que he visto.

Chuck Norris contra el comunismo, disponible en Netflix.

Chuck Norris vs Communism, Reino Unido, Rumania y Alemania, 2015. Director: Ilinca Calugareanu. Guión: Ilinca Calugareanu. Fotografía: Jose Ruiz. Música: Rob Manning y Anne Nikitin. Actúan: Irina Nistor, Ana María Moldovan, Dan Chiorean, Cristian Stanca, Valentin Oncu. Duración: 80 min.

Anuncios

¿Tú qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s