Cinevive Colaboran Crítica Juan Manuel Arraiga

La piel que habito, crítica

LapielquehabitoCinevive

Por Juan Manuel Arriaga 

Tu piel no define tu corazón 

En mi crítica a La vida de Adele (2013), afirmaba que la sexualidad es como las huellas digitales, debido a que las posibilidades de interacción y excitación en la especie humana son casi incontables. Pues bien, Pedro Almodóvar, el brillante director español que dio vida a este thriller psicológico demuestra que esa complejidad de interconexión sexual en el ser humano puede adquirir connotaciones que muchas veces caen ya no en el terreno de lo extraño, sino en el de lo monstruoso, de lo extravagante, dado que es improbable afirmar en qué momento y bajo qué circunstancias un ejemplar humano sienta deseos por otro.

Resumir la trama entera de esta cinta es una labor muy difícil, dado el alto grado de complejidad que contiene el argumento mismo; más difícil aún es hacerlo sin spoilers, pues incluso en los detalles se desenvuelven grandes explicaciones en la lógica interna de la película. ¡De tal grado de tensión es el filme que ahora me ocupa!

Robert (Antonio Banderas) es un brillante doctor que se especializa en investigaciones sobre la piel. Su éxito científico es tal que fue capaz de cultivar en su laboratorio una piel resistente a las quemaduras; sin embargo, es el trasfondo de su interés en este campo médico lo que más impresiona a la audiencia: su esposa, tras sufrir un severo accidente automovilístico en el que sufrió quemaduras en casi todo el cuerpo, se suicida, dando paso a una serie de reveladoras experiencias que nos hacen seguir a este personaje y su intrigante afán por llevar a cabo, pero en el cuerpo de una paciente nueva llamada Vera (Elena Anaya), sus controvertidos experimentos que ponen en duda su propia reputación ante una comunidad científica que comienza a sentir resquemor de las fronteras bioéticas que está a comenzando a romper. A su trágico pasado se suman la muerte de su hija Norma (Blanca Suárez), que siguió el mismo destino que su madre tras ser violada por el pedante Vicente (Jan Cornet), un joven que desborda lascivia y que terminará por definir el futuro amoroso de Robert de una manera muy particular e inesperada. El drama final, resuelve los nudos de la trayectoria de este filme de una forma inquietante.

Para Almodóvar, el hecho de crear una atmósfera de fuertes disfunciones personales entre los personajes no fue tarea fácil, según parece; todo este entramado de circunstancias ofrece al espectador un comienzo lleno de tensión tanto psicológica como sexual (pues las escenas que vivifican el trasfondo argumental del filme están fuertemente polarizadas hacia el aspecto libidinoso de la psique humana), un nudo fuertemente dramático, enclavado inteligentemente en la explicación del pasado de Robert, y un desenlace nostálgico y a la vez cruel, duro de digerir, dadas las circunstancias en que se desarrolla la emasculación del personaje de Vicente.

La técnica, por ende, para elaborar esta narrativa de suspenso psicológico fue la famosa fórmula horaciana del inicio a mitad del camino (in media res), a la que se abocan la justificación de las circunstancias presentes por medio del retroceso o flashback, al estilo de las epopeyas clásicas o de las tragedias grecorromanas. Y es que este modo discursivo asemeja de manera bastante inteligente el contenido visual de un guión que fue diseñado para provocar en el espectador una sensación de inquietud desde los primeros instantes en que se visualiza el drama.

El metraje entero concluye dos cosas, una en el aspecto moral del espectáculo visual y la otra en el plano metafórico. La primera se refiere a la necesidad de una mayor apertura intelectual de las disciplinas científicas, en este caso la medicina, frente a los cambios que van condicionando la vida y la muerte; el avance médico que esta película propone, como si se tratara de establecer la creación de un valor de excepción (característica del teatro antiguo en el plano moral), es de suma importancia para entender el concepto general de la cinta misma: mejorar a la especie supone un sacrificio de la especie misma, su piel, la piel con que nacemos.

En el plano metafórico el asunto se torna interesante: la piel que habitamos es sólo un mero concepto obsoleto cuando se trata de asumir que los seres humanos no podemos ser clasificados en sólo dos géneros sexuales o en etapas de crecimiento, pues la piel no define más que la naturaleza de nuestra genética, pero no define nuestras inclinaciones, deseos ni destinos. Cada quien habita una piel distinta día con día.

Complementan el visionado total las espléndidas actuaciones de cada uno de los actores que da vida a su respectivo personaje; este es el caso en el que un actor no debe desdoblar su personalidad, sino en el que dos actores diferentes encarnan dos dimensiones distintas de un mismo personaje. La idea de eso a lo que me refiero está bien delineada en el gran giro de tuerca que la cinta presenta en su momento más álgido.

Cada quien habita una piel distinta día con día.

El cine es tiempo y de tiempo está hecha la vida.

La piel que habito, España, 2011. Dirección: Pedro Almodóvar. Reparto: Antonio Banderas, Elena Anaya, Marisa Paredes, Jan Cornet, Blanca Suárez, Roberto Álamo. Guión: Pedro Almodóvar. Fotografía: José Luis Alcaine. Ganadora del premio BAFTA en la categoría de Mejor Película de habla no inglesa y de 4 premios Goya. Duración: 115 min.

Anuncios

2 comentarios

  1. Gran crítica y gran película!
    Tuve el placer de verla ya hace unos meses. Me dejó bastante descolocado ya que no me esperaba ni la historia tan compleja que tiene ni el trasfondo tan humano que desprende.
    La sexualidad bien como dices no puede orientarse simplemente a 2 bandas, sino que se lo digan a Robert.
    No me gusta demasiado Almodóvar, pero ahí se ganó mi confianza.
    Sigue así compañero! 🙂

    Le gusta a 1 persona

    1. “Me complace oír tu comentario y saber que consideras, como yo, que esta es una película muy sobresaliente en la filmografía de Almodóvar. Muchas gracias.” Esa es la respuesta que te manda nuestro colaborador.
      El equipo de Cinevive en general te agradece que pases a leer nuestras críticas y tus siempre amables y atinados comentarios. ¡Saludos!

      Le gusta a 1 persona

¿Tú qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s