Cinevive Colaboran Crítica Mauricio Hernández

Mexican Gangster: La leyenda del charro misterioso, crítica

MexicanGangsterCinevive

Por Mauricio Hernández

“Lo que quiero yo, es lo mismo que quieren todos los hombres, lo que quiere todo mundo: vivir bien… No importa el precio que haya que pagar.”

¿El fin justifica los medios? Es debatible. Escuchamos historias sobre personas que realizan actos delictivos con el fin de obtener una mejora económica en sus vidas. Gente que se desvía del camino aceptado por la sociedad. En los años 80, durante la renovación moral y económica promovida por el gobierno nacional, se formó la estructura moderna del crimen, misma que permanece hasta nuestros días. Un pasaje de lo ocurrido en esa época es retratado en Mexican gangster: La leyenda del charro misterioso.

Alfredo Ríos (Tenoch Huerta), el más exitoso ladrón de bancos en la historia de México (y del mundo, según afirma) acaba de ser arrestado. En su detención, es entrevistado y revela todos los detalles de su trayectoria personal y criminal, su pasado en los cuerpos militares y policíacos, los negocios turbios dentro de las instituciones de gendarmería, además de su carrera como cantante de baladas rancheras, la cual le originó el apodo de “El charro del misterio”.

El director, José Manuel Cravioto, nos presenta una película muy sólida en diversos aspectos, siendo la narrativa uno de ellos. La historia contada en la entrevista y mezclada con recreaciones de lo vivido por el personaje principal, es atrapante. Cravioto logra representar toda la constitución de la vida de Alfredo Ríos sin quitarle peso al resto de los elementos. Asimismo, se nos presenta otro testimonio, el punto de vista del Comandante Zarate (Marco Pérez), lo que permite al espectador disfrutar de ambas perspectivas.

Las actuaciones son otro punto fuerte de este filme, pues el trabajo de Tenoch Huerta es excelente, ya establecido como uno de los mayores exponentes de la escena fílmica nacional de este momento. El rol es desarrollado de manera excelsa. Un ladrón calculador, pero bondadoso, humilde de espíritu y fiel a sus convicciones. Alguien que no encontró más alternativa que robar y sabe reconocerlo. Su actuación pemite establecer empatía con el personaje, a pesar de tratarse de un malhechor. También Marco Pérez ofrece una destacable interpretación de un policía honesto y dedicado. Sabemos que este actor es capaz de ir de un polo a otro, después de ver su gran papel en Gloria (2014), caracterizando a Sergio Andrade. Del mismo modo, el resto del elenco ofrece un gran apoyo a los protagonistas contribuyendo a sostener el argumento, contando con eficientes participaciones de otros consolidados como Noé Hernández, Paola Nuñez, Gerardo Taracena y Rocío Verdejo. En conjunto, un excelente trabajo histriónico.

Sobresale también la fotografía. Tonatiuh Martínez hace una magnífica laboral mostrando los diferentes ángulos de la trama. El uso del close up llama la atención como uno de los recursos más interesantes utilizados en la filmación, pues la calidad de éstos es estupenda. La cinta también cuenta con adecuados efectos especiales, acoplándose correctamente con el metraje de las secuencias de acción. A pesar de que no ocurren muchas escenas de disparos, se agradece que estén bien hechas. Además, es importante considerar que los sucesos de la historia se desarrollan en los años 80, lo que requería de un eficaz trabajo de ambientación, el cual no decepciona. Nos transportan a la urbe metropolitana de aquella época con locaciones bien adaptadas y el cuidado en el vestuario, otro ingrediente importante para el éxito del largometraje.

Algo muy valioso en esta producción es la crítica social. Se cuentan algunos detalles que suceden en la intimidad de instituciones como la policía o los bancos. Secretos a voces, vaya. Lo admirable es que la película lo cuenta sin caer en el cliché de resaltar estas declaraciones como lo más revelador e importante que ofrece el filme. Lo hace de manera discreta, pero firme. A fin de cuentas, es necesario que se digan estas cosas.

Parece que al cine mexicano poco a poco deja de serle extraño el género de acción. Es lamentable que, a pesar de lo que ofrece, Mexican gangster: La leyenda del charro misterioso, no haya conseguido el impacto ni la relevancia que podría haber tenido, a pesar de los premios obtenidos en varias de las categorías de la entrega del Ariel, siendo una entre las muchas desconocidas por el público. Sin duda, una gran propuesta biográfica que no debe permanecer en la oscuridad.

Mexican gangster: La leyenda del charro misterioso, disponible en Netflix.

Mexican gangster: La leyenda del charro misterioso. México, 2014. Director: José Manuel Cravioto. Guión: José Manuel Cravioto. Fotografía: Tonatiuh Martínez. Música: Andrés Sánchez. Actúan: Tenoch Huerta, Marco Pérez, Paola Nuñez, Noé Hernández, Gerardo Taracena, Rocío Verdejo. Duración: 101 min.

Anuncios

¿Tú qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s