Cinevive Colaboran Crítica En corto Ernesto Rizo

Ballad of the Living Dead, crítica

BalladoftheLivingDeadCinevive

Por Ernesto Rizo

Kafka en el corte

El blanco y negro domina la cinematografía de Ballad of the Living Dead, y no sólo estéticamente, es decir, en lo que normalmente también se denomina simplemente “fotografía”, sino en el propio discurso que desarrolla e incluso en el carácter de los personajes. Del blanco al negro se teje una tonalidad que obviamente se estaciona en los grises, de una historia gris con una conclusión oscura, en condiciones de blanca inocencia.

Un empleado (Enrique Arreola) pasa sus días en una rutina consistente en ir a trabajar a una tienda en la que se venden aparatos electrónicos, especialmente televisiones de nueva generación, mientras tiene que soportar a su pesado jefe (Mario Zaragoza), y luego ir a su casa, en la que cena algo tan trivial como unos huevos, y no porque los huevos no sean un alimento rico y nutritivo, sino porque la preparación que aplica y la forma de alimentarse se presenta así: trivial, aburrida.

La vida del empleado está dominada sentimentalmente por el blanco y negro. Una rutina de trabajador moderno que, por lo que se nos muestra, gana poco, lo indispensable para apenas sobrevivir y, por supuesto, no lo suficiente para tener acceso a una de las pantallas que vende. Una rutina como muchas de las que se dibujan en ésta y muchas ciudades del mundo de las sociedades contemporáneas en las que el capitalismo obliga a los trabajadores e destinar muchas horas de vida a trabajar, muchas veces percibiendo salarios paupérrimos y sin mayores satisfacciones que actividades triviales, dado que los recursos y la falta de tiempo tampoco dan para más. Ver la televisión es una actividad que el empleado pretende disfrutar sin que pueda hacerlo con plenitud, pues, para variar, la vieja televisión que tiene, también falla.

Las circunstancias que dibuja el cortometraje se tornan hacia consecuencias absurdas que, en su humor negro dejan una sensación de relato kafkiano, y nos hace ver más parecidos a muertos vivientes que a seres humanos con un espíritu en expansión: porque el protagonista puedes ser tú o yo. César Augusto Villareal Montemayor logra impregnar de tal sentimiento de opresión, tedio, sin sentido de la vida e incluso desesperanza su cortometraje Ballad of the Living Dead, que sin duda podemos asegurar que estamos ante un trabajo destacable que vale la pena revisar y comentar.

Mientras las sociedades capitalistas sigan el transcurso actual, con el trabajo como actividad alrededor de la cual gravita el sentido (o sinsentido) de la vida y arrojando a los sujetos a la soledad, a la miseria y al tedio, más historias como ésta se harán realidad y la ficción se verá superada.

¡Viva el cine!

Pueden ver el cortometraje gratis en FilminLatino, acá.

Ballad of the Living Dead, México, 2014. Dirección: César Augusto Villareal Montemayor. Guión: César Augusto Villareal Montemayor. Actuación: Enrique Arreola y Mario Zaragoza. Fotografía: Guillermo Garza. Duración: 10 min.

Anuncios

¿Tú qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s