Cinevive Colaboran Crítica En corto Ernesto Rizo

El gran líder, crítica

Por Ernesto Rizo

La maquinaria del poder 

Se entiende que en un sistema político democrático la población elige, mediante mecanismos de votación legítimos, a sus gobernantes, según el designio de la mayoría. En un país como México, empero, dicho sistema ha sido cuestionado una y otra vez, y con razón, puesto que entre “caídas de sistema”, fraudes electorales y todo tipo de prácticas ilegales realizadas antes, durante y después de las elecciones, se han dado resultados que, en específico con la figura presidencial, han privilegiado a un partido hegemónico, el PRI.

La política es una gran maquinaria que mediante sus engranajes logra concretar situaciones que van definiendo el rumbo de un país. Las elecciones forman parte de dicha maquinaria, por lo que dichas elecciones bien pueden ser operadas por sujetos perfectamente programados para el desarrollo de un algoritmo que permita que el poder lo sustente el personaje que convenga en turno. Así, mediante la metafórica idea que acabo de dibujar, el director del cortometraje animado El gran líder, Francisco Jiménez, desarrolla una historia en la que en una especie de futuro distópico, unos robots en un espacio mecánico construyen, literalmente, como títeres a los líderes de un país cualquiera (si creémos que es México es perfectamente válido, si creémos que es cualquier otro país, también; incluso es válido no situar al cortometraje en un tiempo específico: es una pieza universal, atemporal, siempre conforme con discursos de actualidad). Construidos como muñecos, dichos líderes son expuestos ante la población para dar la cara, para dar sus discursos, mientras corren los peligros de aquellos que están en contra del régimen.

Según ha dicho el director, el corto está inspirado en el evento del asesinato de Luis Donaldo Colosio, y, si bien, en el cortometraje el punto climático refiere un suceso similar, luego se inclina hacia un mensaje que se universaliza y que lanza un mensaje apabullante: la maquinaria política del poder nunca se detendrá: podrá una y otra vez construir “líderes” como muñecos, para que posen ante nosotros con rostros perfectamente esculpidos. ¿Suena familiar para nuestro tiempo? Sí, pero además lo ha sido durante las últimas décadas de la historia política de este país.

El gran líder es un cortometraje que mediante una estética hermosa refuerza su discurso, por qué no, kafkiano, laberíntico, de esa infinitud deprimente: un suceso se repite y repite porque la maquinaria del poder así lo ordena. Líderes van, líderes bien, el poder se perpetúa. La animación es de una manufactura excelente y el diseño de arte sobresale y nos remite a las oscuridades de Pesadilla antes de Navidad producida por Burton.

Ante nuestros ojos, escasos diez minutos cargados de belleza animada en tonos grisáceos y verduzcos; deprimente radiografía de una maquinaria que no detiene su paso en un cine animado de alta calidad; hermosa pieza fílmica y política.

¡Viva el cine!

Pueden verlo gratis en FilminLatino, acá. 

El gran líder, México, 2014. Dirección: Francisco Javier Jiménez Cabrera. Guión: Francisco Jiménez. Fotografía: Ernesto Trujillo. Duración: 10 min.

Anuncios

¿Tú qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s