Cinevive Colaboran Crítica Ernesto Rizo Estrenos

Desde allá, crítica

DesdeAlláCinevive

Por Ernesto Rizo

Buena narrativa del cine latinoamericano

Los últimos años he tenido la oportunidad de ver muchas películas latinoamericanas que me llevan a pensar que se está haciendo un muy buen trabajo, en general, en el cine de esta parte del mundo. Concentrándose en la narrativa de las cintas, en las historias que se cuentan, dejando un poco de lado lo acartonado que puede resultar tratar en una película “temas sociales”, es decir, abandonando, incluso en México, la pretensión que fue constante, por ejemplo en el “nuevo cine”, de construir historias que sirvieran para reflejar la realidad social, como crudo reflejo, muchas propuestas se están concentrando en las historias; se están fundamentando en guiones sólidos que cuentan historias que atrapan al espectador, y sólo contextualmente los temas sociales están presentes, ya no como ejes centrales de las historias, sino como elementos que sirven para dibujar un entorno en el cual situamos a personajes creíbles.

El mejor ejemplo que tengo para lo anterior es Carmín Tropical de Rigoberto Perezcano, cinta mexicana que nos presenta un thriller que atraviesa un romance y que involucra la temática transexual en las tierras de Oaxaca. En dicho filme están presentes temáticas generales (quiero decir sociales) como la perspectiva de género, la tolerancia y el respeto por la diferencia, pero sólo en el contexto, puesto que lo valioso de la cinta, y de su guión, se encuentra en la historia que nos presenta y en su forma de desarrollarla, es decir en su narrativa. Sucede algo parecido con Desde allá, cinta venezolana-mexicana de Lorenzo Vigas, que está basada en una historia de él mismo y Guillermo Arriaga (gran guionista mexicano).

La cinta desarrolla la historia de Armando (Alfredo Castro), un hombre maduro que trabaja en una clínica de prótesis dentales, vive solo y recurre constantemente a actividades sexuales con jovencitos: les ofrece fuertes cantidades de dinero para que lo acompañen a su departamento y, sin siquiera tocarlos, él pueda llegar al clímax. En una de sus búsquedas por encontrar otro joven, conoce a Elder (Luis Silva) a quien incluso le ofrece más dinero, pero éste se niega a formar parte del juego y escapa con los billetes, dejando golpeado a Armando. Pero la obsesión del hombre lo llevará a buscar en repetidas ocasiones a Elder, hasta que logra poco a poco adentrarse en su vida. Entre ambos se irá desarrollando una relación que roza muy de cerca la locura, y nosotros como espectadores, seremos llevados por la buena narrativa que dibujan los guionistas hasta un final que se presiente trágico, aunque también se nos tiende una trampa en el juego narrativo que nos lleva a considerar un final feliz.

Así, retomando el ejemplo de la cinta de Perezcano, insisto en que el cine latinoamericano logra llegar a buenos puertos cuando las películas se concentran en las historias (en construir guiones sólidos) y en la narrativa de las mimas (así pretendo nombrar a la forma como se cuentan dichas historias), tal como sucede con ésta. Desde luego que está atravesada por la temática homosexual en un país de fuerte tensión social, en el que la intolerancia está a la orden del día, pero que además se adereza con la disyuntiva de presentar a dos personajes de edades tan disímiles, sin embargo, lo más importante se encuentra en la historia que se va tejiendo y por supuesto en ambos personajes, que han sido construidos de manera muy pensada. Cada una de sus líneas, movimientos y acciones se justifican desde su propio universo.

Por una parte, Armando es el hombre solitario, cercano a la vejez, que (se nos hace saber) tiene mucho rencor hacia su padre y lleva una vida monótona, incluso en sus actividades sexuales con jóvenes (pues siempre desarrolla la misma rutina). El personaje es así, una especie de psicópata muy bien diseñado. La cámara se concentra en su rostro y desenfoca todo su entorno para acentuar su soledad y su complicada mentalidad (nunca lo vemos reír despreocupadamente).

Por otra parte, Elder es un joven impulsivo sin padre que se dedica a delinquir. Tiene sexo con su novia, roba, trabaja en un taller de autos y pretende comprarse un auto. Cuando conoce a Armando, sin embargo, se presenta ante sus ojos un panorama diferente. Ve en él, además de a un “maricón” que lo quiere follar, a una especie de protector, por supuesto alguien que le está dando dinero, y hasta una especie de padre. Luego, sin embargo, el descubrimiento de su homosexualidad lo llevará por un camino muy peligroso.

La película se va desenvolviendo muy sutilmente a través de dos personajes de una construcción muy sólida, en un thriller “discreto” pero bien narrado. Apoyado en todo momento por ambos actores principales que otorgan interpretaciones de celebrar y aderezado con los gestos técnicos de la fotografía que desenfoca el entorno para captar rostros y acciones en primerísimo plano. El juego entre dominador-dominado o victimario-víctima, va y viene en distintas ocasiones, lo que nos va confundiendo dulcemente hacia lo imprescedible.

La relación de nuestros principales va tomando diferentes tonos, pero cada vez de mayor tensión (incluso sexual), lo que nos atrapa durante los 93 minutos que dura la cinta. No podemos predecir el final, que puede ser bueno o malo, pero lo que se nos narra nos cautiva y eso hace muy disfrutable la cinta. Entonces, fuera de la sala, podremos decir, una vez más: la narrativa del cine latinoamericano va por buen camino.

¡Viva el cine!

Desde allá, Venezuela-México, 2015. Dirección: Lorenzo Vigas. Guión: Lorenzo Vigas basado en una idea original de él mismo y Guillermo Arriaga. Con: Alfredo Castro, Luis Silva, Jericó Montilla, Catherina Cardozo, Jorge Luis Bosque, Greymer Acosta, Auffer Camacho. Duración: 93 min.

Anuncios

¿Tú qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s