Carlos Meneses Cinevive Colaboran Crítica Estrenos

Kubo y la búsqueda samurái, crítica

KuboCinevive

Por Carlos Meneses

Desde su irrupción en el mundo de la animación en cine con Coraline (2009), Laika se ha distinguido por ser un estudio de animación de creatividad desbordante, que ha sabido modificar los ejes de su narrativa con cintas tan variadas como ParaNorman (2012) o Boxtrolls (2014). Laika ha representado amor por la técnica, trabajo artesanal meticuloso y una concepción estética que ha logrado ponerse a la altura de grandes estudios como Pixar o Dreamworks, consolidando el estilo de animación stop-motion como su firma, misma que lleva a su máxima expresión en su propuesta más reciente: Kubo y la búsqueda samurái.

Kubo disfruta de una vida tranquila, siendo el cuentacuentos de una comunidad cálida que recibe con brazos abiertos cada una de sus historias. Por la tarde regresa al núcleo familiar, en el que su madre le cuenta grandes historias de su padre. Todo parece paz y tranquilidad, hasta que un espíritu del pasado aparece, dispuesto a concretar su venganza. La vida de Kubo da un giro inesperado, por lo que el joven tendrá que enfrentarse a dioses y monstruos, mientras persiste en la búsqueda de una armadura mágica que portara su padre, un legendario samurái. La vida de Kubo cambiará para siempre.

Es imposible pasar de largo sin alabar la técnica de animación empleada por Laika. El manejo del stop-motion y su hibridación con la técnica computarizada, genera un despliegue visual de altos vuelos. Dentro de los trazos reconocibles tanto de los personajes como de su puesta en escena, destacan las formas  y texturas del origami, técnica propia de la cultura japonesa, que en su impresión de movimiento denota un trabajo formidable, con un nivel de cuidado excepcional, simbolizando lo que representa el cine en su más pura acepción, la conjunción de espíritus en busca de concretar un ideal, que en este caso, resulta en una muestra de arte puro, claramente identificable dentro de la categoría de “cine de animación”, sin embargo, transgrede dichas barreras para remitirnos a la parte sensible, incluso táctil, en el proceso artesanal rumbo a la creación de una obra cinematográfica.

Acompañamos la idea de un viaje, retomando el concepto de aventura y una estructura narrativa clásica, misma que unifica la cinta con un universo de historias en las que el héroe afronta la adversidad. Descubrimos personajes secundarios distinguibles y representativos de funciones clásicas como la de antagonista, ayudante, objeto de deseo u oráculo, entregando una historia de corte épico, que nos lleva incluso a pensar en Kurosawa y el cine clásico de samuráis, claras influencias para la cinta. Todo ello en el marco de una propuesta visual alucinante, colorida e imaginativa en todo momento, se traduce en una cinta que seguramente será una de las mejores del año en su género.

Además de lo ya descrito a nivel formal,  la cinta posee un complejo relieve emocional, en lo que la película de Travis Knight se torna magnífica. Hay que partir de entender que no todas las películas de animación tienen que ser exclusivamente para niños, y en dicha lectura, Kubo y la búsqueda samurái se enriquece, pues no sólo es una cinta visualmente maravillosa, sino es también una narración extraordinaria, con subtexto que remite a una cálida melancolía, la misma que experimentan todos los que deben partir de aquel lugar que algún día llamaron casa, para salir a conocer el mundo y sus desafíos. Una historia que se desenvuelve y madura al ritmo en que su protagonista evoluciona frente a nuestros ojos, representando una gran variedad de estados de ánimo, que involucran la comedia con un tono cercano al drama de un entorno propio de lo fantástico.

Kubo y la búsqueda samurái encuentra su mayor virtud en el desarrollo de su historia, pues su planteamiento estima la construcción de una narración sólida, en un momento en que el cine adolece de nuevas historias. Incluso dentro del mundo de la historia,  el mismo Kubo es un narrador dentro del relato, una especie de juglar que comunica al pueblo la gran mítica de su cultura, con la enorme cantidad de simbolismos de una tradición tan rica y atractiva como la japonesa. Kubo crea, construye mundos en la imaginación de los que expectantes, forman un círculo en torno a él para fascinarse con sus relatos. De este modo podemos hacer una analogía entre la película y su protagonista, pues tanto la película como el personaje, sienten pasión por contar, en un ejercicio de metalenguaje que vale la pena experimentar, pues en la cinta de Knight hay movimiento, técnica, creatividad y el despliegue de un grupo de trabajo con gran talento.

El desenlace es acertado. Una forma abierta desafía la tradición narrativa del cine de animación, mismo que se ha caracterizado, en la convención de su corriente norteamericana (excluyamos al Studio Ghibli), por significar un edén en la infancia, lo que culmina en la idea de una época de bonanza interminable. Kubo y la búsqueda samurái marca una ruptura y se deslinda del resto, pues se aproxima a la vida en una alusión a lo cotidiano, ese espacio en que los días se suceden en un entramado infinito, ese mundo en que los finales felices son remplazados por la contingencia. Las historias que el niño mira en la infancia, lo invitan a mantenerse en la ensoñación de una niñez infinita, la cinta de Knight hace lo contrario, entiende de rupturas y riesgos, invita a crecer, aventurarse y descubrir el mundo a la vez que encontramos nuestro lugar en él. Una  cinta adulta y muy bien lograda. Excelente.

El cine no te crea ni te destruye, ¡te transforma!

Kubo and the Two Strings, Estados Unidos, 2016. Dirección: Travis Knight. Guión: Marc Haimes y Chris Butler. Inspirado en la historia de Shannon Tindle y Marc Haimes. Fotografía: Frank Passingham. Música: Dario Marianelli. Duración: 101 min.

 

Anuncios

2 comentarios

¿Tú qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s