Black Mirror Cinevive Colaboran Ernesto Rizo Series de TV

Black Mirror (Episodio 5), comentario

Por Ernesto Rizo

Nosotros los que gozamos del sufrimiento ajeno 

BLACK MIRROR 5

Charlie Brooker ha hecho con Black Mirror, por una parte, un balance desalentador de la época moderna, atravesada por la tecnología que, en lugar de contribuir al progreso espiritual del ser humano, lo ha deshumanizado y ha convertido los valores imperantes. La moral de nuestra época entra todo el tiempo en cuestionamiento y lo que impera es la imagen, la superficialidad, lo líquido de las relaciones sociales. Y la falta de empatía por los otros. De nuevo, la des-humanización. Por otro lado, ha presentado una gama de historias de ciencia ficción profética con sentido oscuro. Black Mirror es, por excelencia, la serie distópica de nuestro tiempo.

El quinto episodio es, en ambos sentidos, excelente: a) una historia construída de forma excelente sobre un reality-show en el que una mujer no se sabe víctima de un grotesco espectáculo en el que (en una época que podemos situar en este presente y en el futuro mediano) los seres humanos son perseguidos por otros seres humanos para ser violentados y asesinados mientras otros graban los momentos con sus celulares, sin aparentar ningún tipo de sensibilidad por el sufrimiento ajeno; y b) una muestra de la des-humanización citada al inicio: quizás es la mejor muestra de ello en todos los capítulos de esta primera tanda.

El sentimiento que pareciese querer imprimirnos este capítulo es uno similar al de la protagonista, de desesperación al ser perseguida y temer de forma drástica por su vida. La cámara se mueve en ese vals de persecusión con perversa y precisa armonía, como hacemos cuando, con la cámara que todos tenemos en el bolsillo, grabamos, absortos en el morbo, una escena de violencia o denigración de un semejante. De nuevo, Black Mirror no es más que un conjunto de metáforas televisivas sobre nuestro comportamiento de enajenación con la tecnología. Una actitud que corrompe, desde luego, al espíritu y que nos separa, nos aisla ¡a la vista de todos!

White Bear es además, uno de los capítulos más violentos de la serie, de una violencia que pretende ser gráfica pero se contiene, y en esa contención, concreta de mejor forma su mensaje, puesto que la violencia que nos permite la tecnología ahora es así: contenida, como cubierta por el glamur de una pantalla.

Los espejos negros, aun sin romperse, reflejan nuestras fisuras.

Black Mirror puede verse completa en Netflix.

Anuncios

¿Tú qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s