Jim y Andy. Documentar la ambivalencia de la comedia

Por Juan Manuel Arriaga

“Buenos días… y por si no los veo: buenas tardes y buenas noches”.

jimyandyelmasalla_cinevive

El Jim Carrey de hoy tiene un aura misteriosa y espectral, nada de lo que aparentaba ser en aquellas películas de su juventud, como La máscara (The mask, 1994) o Tonto y más tonto (Dumb and dumber, 1994). Su carrera se ha visto opacada por esos escándalos de los que ha sido objeto y por su esotérica participación frente a los medios. Pero el rey de las imitaciones ha gozado de un próspero prestigio en Hollywood y hasta cierto punto podemos decir que fue uno de los mejores actores de su tiempo. Todos lo conocemos y le guardamos admiración, y este documental es testimonio de cómo su genialidad lo hizo tan célebre.

¿De qué va el documental? Es una entrevista al actual Jim Carrey, ese hombre de profusa barba encanecida, arrugas prominentes y mirada melancólica; la entrevista está mezclada con las filmaciones del detrás de cámaras de una gran película que hizo hace casi 20 años: Man on the moon (1999) para retratar la vida de uno de los mejores comediantes norteamericanos: Andy Kaufman.

Jim y Andy, así se llama el documental: Jim por el actor y Andy por el comediante. Una representación soberbia de aquél que, inclusive, le hizo merecedor del Globo de Oro. Jim, como vemos a través del material que se grabó en los camerinos y en los tráilers de la producción, se metió tanto en la piel de Kaufman, que realmente llegó a ser él durante el tiempo que duró el rodaje, cosa que atestiguaron los familiares de Kaufman al asegurar que Carrey lo trajo a la vida.

El documental se encarga de hacernos ver a un Jim Carrey que se enajenó totalmente de sí mismo para que el mismo comediante de los 70’s hiciera aparición en pantalla. Pero no todo resultó tan brillante como suena: producto de su profunda inmersión en el personaje, Carrey parece haber llevado las cosas a un extremo tan infernal que incluso causa un miedo terrible en la audiencia. ¿Qué sensaciones tan grotescas no habrán sentido sus coestrellas? Incluso el mismo Milos Forman, ganador del Óscar por Alguien voló sobre el nido del cuco (One flew over the cuco’s nest, 1975) sintió los estragos que el actor canadiense hacía sobre sí mismo y sobre todos aquellos que en ese entonces participaron en la película, llevándolos a las lágrimas, a la incomodidad, al rechazo y al enojo.

¿Hasta qué punto un actor puede comprometerse con un papel? ¿Qué tanto puede afectar el que un actor lleve a su personaje a todos lados, se meta en su cama, trabaje con sus colegas y viva su vida personal? Parece que bastante. Las filmaciones de Carrey siendo Kaufman parecen más bien conducirnos a la idea de que se trataba más bien de un descenso al infierno y no el tributo a un gran comediante de las décadas pasadas que tuvo una carrera tan formidable y que, por desgracia, terminó sus días en un claustro emocional víctima del cáncer.

Por si fuera poco, la locura de Carrey se sumergió aún más, porque no sólo dio vida a Kaufman, sino también a su alter ego Tony Clifton, un personaje creado por el mismo Kaufman y cuya característica principal fue ser siempre el tipo grosero, malhablado y odioso que fastidia con su frivolidad a todo el mundo. Si ver a Jim con el atuendo de Andy nos da muestras del poderoso sobrepeso mental que aquél cargó durante meses de rodaje, verlo ataviado como Clifton resulta abominable.

Claro, Jim Carrey es un gran actor de método, que ha hecho de la sobreactuación el toque personal de su estilo actoral, y lo demuestra en Ace Ventura (1994) o El show de Truman (1998), cintas bien referenciadas en el documental, por lo que no podemos menos que aplaudirle por las muestras tan brillantes de comedia que nos ha dado; sin embargo, Man on the moon sí fue un punto y aparte en su vida actoral. Parece que, durante la entrevista, se ve incluso un poco perturbado al recordar esos momentos, al verse metido en una piel ajena, calzando los zapatos de alguien que fue tan similar y a la vez tan diferente a él. Pero todas esas elucubraciones le permiten al ya viejo Jim meterse en reflexiones profundas sobre la vida, el teatro, la actuación y el más allá.

Considero que eso es precisamente lo especial de este documental: mostrarnos la evolución de un Jim Carrey que quería entretener y lo hizo de forma maravillosa, pero que ha terminado como un maniático señalado por los medios por sus declaraciones más recientes, aunque en el fondo tenga la razón, aunque lo que diga no sean simples disparates de un actor que va perdiendo apresuradamente el aura de carisma que le enaltecía.

Por lo demás, la fotografía y el trabajo de edición de esta pieza histórica (así podemos llamarla, pues parece un documento que uno puede citar en una investigación) son de un cuidado resaltable y el guión parece estar diseñado más bien para obtener un perfil psicológico, con preguntas como “¿si no hubieras interpretado a Andy Kaufman, quién serías ahora mismo?” O “¿cómo empezarías esta película?”, que para realizar una entrevista. Los cortes y las secuencias son tan metafílmicas, que se diría que este filme es producto más bien del ejercicio artístico que de la búsqueda de una verdad, la verdad sobre el Jim Carrey que dejó de ser Jim Carrey.

Y así, todo nos lleva al melancólico final, uno en el que tenemos al Jim/Andy de los 90’s sufriendo de cáncer, siguiendo su actuación cuando la cámara ya había parado, y al Jim de ahora, diferente, meditabundo, sereno y complejo, intentando explicar un poco del significado que para él tiene el cine y la actuación, mezclando igualmente dogmas de fe y paradojas filosóficas.

El cine es tiempo y de tiempo está hecha la vida.

Jim and Andy: the great beyond, Estados Unidos, 2017. Dirección: Chris Smith. Reparto: Jim Carrey. Fotografía: Brantley Gutierrez. Duración: 94 min.

Anuncios

¿Tú qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s