Strong island, crítica

StrongIslandCinevive

Por Juan Manuel Arriaga

La mentira de la justicia

Alguna vez oí decir que la verdadera sabiduría consiste en ver a la muerte con la misma cara con la que oímos hablar de ella. Si esto es cierto, cabe entonces preguntarse: ¿cómo ver la injusticia con la misma cara con que uno oye hablar de ella?

A lo largo de más de 100 minutos que dura este conmovedor documental, el espectador será llevado hacia un abismo de dolor y tristeza compartida, al escuchar elevarse el grito de desesperación con que una familia entera le dice al mundo que otra vez el color de piel de un ser humano fue el motivo por el que la justicia de un sistema volteó la mirada hacia otro lado. Fue la desgracia de un hijo y hermano admirable, William Ford, y la forma tan poco esclarecedora de llevar las riendas de la justicia lo que hizo nacer la presente pieza documental como testimonio de esa angustia que sienten quienes se ven sumidos en la impotencia y el desconsuelo.

Y es así que a través de testimonios de testigos familiares, llamadas a personas involucradas en el caso y la reconstrucción desgarradora de los integrantes de esta familia afroamericana a través de sus narraciones conmovedoras que el caso se reconstruye como si la cámara nos quisiera presentar también como testigos de este incidente que se niega a entrar al frío mundo de las estadísticas en las que se diluyen los clamores de cientos y cientos de víctimas esperando el mínimo de condescendencia por parte de una autoridad. Y es Yance Ford, la hermana misma del difunto en torno al que corre el documental entero, quien se sirve del poder que ofrece un medio de comunicación para exponer el asesinato de su hermano y denunciar así cómo pareciera que parte del mundo no ha cambiado sus creencias por hombres de rasgos diferentes desde los tiempos en que las leyes realmente los desfavorecían ex professo.

Para lograrlo, Yance acude no sólo a la conmiseración del espectador, que logra de forma escalofriante una conexión muy empática con él, sino que también se auxilia de una excelente calidad discursiva por la que transcurren funciones bien seleccionadas de fotografía, estructura y edición. Esto convierte a Strong Island en un documental de altísima calidad y de una profundidad pocas veces alcanzada por este tipo de filmes. Posee ciertamente una estética muy bien calculada, con tomas interesantes, close up intimidantes y muestras de ingenio audiovisual que nos hacen suponer el enérgico esfuerzo con que se trabajó en su majestuosa realización.

Es un documental tenaz, inteligente y veraz, que no se sabe callar al momento de decir lo que piensan sus protagonistas, pero que sabe también tomarse tiempo para construir su historia, para emitir su mensaje de forma pertinente y noble. Poco es decir que estos testimonios llevarán al espectador a las lágrimas al sentirse igualmente parte de esa propensión a ser victimizada de forma tan explícita, pues es en ese propósito sobre el que está edificado todo este material fílmico y con ese solo propósito es que, al final, uno queda con más reflexiones con las que lidiar cuando de intentar mejorar a nuestra sociedad se trata (si es que todos lo intentamos).

Sin embargo, no es un documental para todos; no será quizá del gusto de quienes carecen de buen ojo crítico para entender esa estructura fusionada con esa temática, además de que tal vez pierdan interés quienes tienen a la justicia ni como verdad ni como mentira, sino como una ilusión que aleja a unos hombres de otros. Es un documental para quienes han sentido esa desdicha enorme de haber perdido a un ser querido a manos de quien tuvo la fortuna de salir impune; es para aquellos que se han lamentado por la falta de competencia en una autoridad, pero también para aquellos que se ven satisfechos cuando aquella sí es competente. Es para quienes hacen y harán un mundo más bondadoso para los que sufren día a día el estigma de ser victimizados.

El cine es tiempo y de tiempo está hecha la vida.

Strong island, Estados Unidos, 2017. Dirección: Yance Ford. Nominada al premio de la Academia en la categoría de Mejor Documental. Duración: 107 min.

Anuncios

¿Tú qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s