elprimerhombreenlaluna_cinevive.jpg

El primer hombre en la Luna, crítica

Por Ernesto Rizo

Damien Chazelle se aleja de la música para su más reciente cinta, y entrega, como en Whiplash (2014) y La La Land (2016), otra muestra de su maestría en el oficio de director. Es joven pero muy diestro.

First Man cuenta la historia de Neil Armstrong, un piloto convertido en astronauta que fue el primer hombre en pisar la Luna el 20 de julio de 1969, en la expedición que emprendió el Apolo 11, luego de muchas investigaciones y pruebas en las que no sólo se sacrificaron muchos recursos económicos (por lo cual hubo múltiples protestas por parte de la sociedad civil, que criticaba al gobierno de los EEUU por gastar recursos en la carrera espacial y no así en programas sociales), sino personas, quienes sacrificaban su vida en las diversas pruebas realizadas.

La cinta, guiada por un estupendo guión se concentra en ir tejiendo el punto climático del alunizaje mientras va mostrando como Neil (Ryan Gosling: que da vida a un personaje parco que sonríe solo dos o tres veces en la película, recordando mucho su actuación en Drive [2011] de Nicolas Winding Refn, que, conforme la película avanza, se va convirtiendo en alguien menos sociable, quizá por el dolor de sus pérdidas, quizá por el llamado cósmico del Universo que le indica que él no es un hombre de este planeta), sufre la pérdida de su hija, se enlista en el equipo de la NASA que promueve las expediciones a la Luna y mal-convive con su esposa (Claire Foy) e hijos, siendo más un extraño en casa que un marido amoroso o un padre caluroso.

Chazelle se vale entonces de un guión escrito por Josh Singer para dar rienda suelta a su maestría técnica, como ya había mostrado en sus anteriores cintas (no es un director que escatime en recursos cinematográficos para cargar sus películas de espectacularidad). Se acerca a la estética de Interestellar (2011) y 2001: Una odisea en el espacio (1968), pero nunca termina de alejarse del realismo para colocar a sus personajes en un drama familiar marcado por la ausencia de la figura masculina que debería representar Neil en su familia, ni mucho menos de todos los sinsabores que tuvo y ha tenido la carrera espacial, una batalla entre la URSS y los EEUU, ganada por fin por los segundos gracias a la increíble hazaña histórica de todo el equipo detrás de Neil.

La película se vale de una cámara que se siente retro, por la textura de las imágenes que nos remiten a ese tiempo pasado, y de un estilo casi-documental cuando suceden las pruebas aeronáuticas y los viajes espaciales. No es tan excitante y espectacular como en Gravedad (2013) pero sí claustrofóbica e inquietante gracias a la predominancia de los oscuros y por el impulso que dan los sonidos que definen toda la acción. Se vale decir que el sonido es de lo más espectacular que tiene la película.

El gran acierto de First Man es que se aleja también de dar un mensaje patriótico a favor de los EEUU. Al contrario de como lo hizo The Martian (2015) o Armageddon (1998) simplemente describe las acciones y deja que el drama se cuele en la epicidad de la búsqueda humana de llegar a la Luna. No se retrata la icónica imagen en donde Neil Armstrong supuestamente clavó la bandera de los EEUU en el suelo de la Luna y en su lugar se hace el retrato del dolor y la melancolía del personaje principal, alrededor del cual giran las acciones. De su imagen grisácea y distorsionada de la realidad, fundida con los ecosistemas encerrados de su oficio, en los que convive con voces mecánicas y el salvaje espacio. Es, como toda historia de una gran hazaña humana, la historia de un hombre sacrificado, y el dolor de dicho sacrificio.

No cabe duda, pues, de que Damien Chazelle es un director prodigioso al que debemos seguir hasta que entregue, se acerca mucho en cada cinta, la obra que lo eleve al Universo cinematográfico de los más grandes de la historia.

VER ficha técnica en IMDb.

ernesto_rizo en Instagram

Anuncios

Un comentario

¿Tú qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s